Cuenta Regresiva Amanecer!!

jueves, 22 de julio de 2010

Capitulo 17: Te lo prometo....

Era el día. Raquel estaba nerviosa y estaba de un humor que ni ella misma se soportaba. Ya casi tocaban para la salida.

-Raquel-dijo lía

-que quieres lía

-perdóname pero te iba a preguntar que te pasa, estas muy distanciada y también de un humor de perros

-es que ocurrió algo que no me esperaba

-¿Qué paso? ¿Thomas ya se entero?

-no, pero tal vez si

-¿tal vez si que?

-tal vez Thomas se

entere de mi enfermedad

-¿que? Y comoo

-pues.. en la salida iremos al parque a un árbol donde jugaremos a la botella

-uuii botella de besos

-no tonta, botella de “secretos”

-oh dios ¿y que harás?

-pues ir que mas

-pero te descubrirá

-tratare de que eso no pase

Minutos después sonó el timbre de salida y Raquel fue a la puerta a esperar a Thomas, pero el ya estaba esperándola, parecía algo desesperado.

-¿nos vamos?- dijo con entusiasmo

-claro

-te quiero mostrar algo que me contaron cuando era niño

Estábamos frente a un árbol hermoso, era como de película, era muy-ya estoy ansiosa por saberlo- rieron

especial

-muy bien llegamos

-y ¿Dónde estamos?

-es el árbol de los sentimientos

-es hermoso

-lo se, por eso te traje acá

-y ¿Por qué le llaman así?

-eso es lo que te iba a contar- Raquel y Thomas se recostaron en el tronco del árbol mientras Thomas contaba la historia del árbol- este árbol ha estado aquí por generaciones y le llaman el árbol de los sentimientos por que si estas cerca de el y te cae una flor significa un “me gustas” si caen 2 flores significa un “ eres especial” si caen 3 significa un “daría mi vida por ti” si caen 4 significa un “ te quiero” pero si caen 5 seguidas significa un “ te amo, eres la persona que siempre espere” – Thomas decía estas palabras mientras miraba a Raquel, Raquel se dio cuenta y enseguida cambio el tema

-wow que historia, tu ¿crees que sea real?

-claro que si, aun que a mi nunca me ha pasado tengo un presentimiento muy especial

-y bien.. ¿Cuál era ese secreto que me tenías que decir?

-serena morena, todavía no estoy listo para decirlo- Raquel presentía algo

-entonces sentémonos y contemos cosas vergonzosas mientras esperamos nuestro destino en este árbol

Thomas sonreía de oreja a oreja, estaba aun mas nervioso que Raquel.

-bueno-empezó Thomas- en primaria yo era uno de esos niños nerds de la escuela, entonces un dia me hicieron una broma muy vergonzosa....

-¿y que paso?

-pues…. digamos que todos conocieron mis trusas hechas en casa blancas

-¿enserio?

-si muy enserio

-jajajajajajajajaja – se reía Raquel muy fuerte

-oye, no te burles

-jajaja lo hare si me atrapas- entonces Raquel empezó a correr y Thomas la alcanzo abrazándola por la espalda mientras le susurraba “prométeme que siempre estarás conmigo”

Raquel no resistió y se le salieron unas lágrimas al momento que corría para irse.

Thomas se quedo allá parado viendo como se iba Raquel mientras se decía asi mi

smo:

“te amo Raquel”

En ese momento cayeron 5 flores seguidas en los pies de Thomas, el árbol sabia los sentimientos de el.

Por otro lado lía estaba muy preocupada por el supuesto “ juego de botella” , claro, ella quería que Thomas se enterara , pero no asi, ella creía que si se enteraba de esto y sabia que Raquel le había mentido, su amor se convertiría en rencor y odio.

Ya era tarde, lia estaba en su casa y Raquel no contestaba el celular, algo había pasado. En eso escucho que tocaron la puerta y vio que era Raquel llorando y agitada.

-¿Qué tienes Raquel?¿que te pasa? ¿ Corriste hasta acá?

-lía- abrazo Raquel a lía y lía le correspondió muy intrigada- ya no puedo seguir mintiéndole a Thomas, me esta destruyendo

-¿Qué paso? ¿ No se entero de nada? Vayamos a mi cuarto y me cuentas todo

Estaban en el cuarto y Raquel se tranquilizo un poco .

-ahora que estas mas tranquila dime que paso

-es que estábamos platicando y todo pero hubo un momento cuando el me dijo que le prometiera que nunca lo iba a abandonar, que siempre estaría con el, eso me partió el corazón por que se que no estaré aquí mucho tiempo

-cállate Raquel no digas eso, tu te salvaras

-lo estoy dudando lía

-pues no lo debes dudar- lía abrazo fuerte a Raquel con lagrimas en los ojos- tu nunca te iras de mi lado, no lo permitiré eres mi mejor amiga y saldremos de esta ya lo veras

-gracias lía, te quiero mucho ¿ lo sabes?

-lo se, todos me quieren

-que modestia-las dos rieron

Después de eso empezaron a platicar y fue todo muy normal.

Thomas estaba muy deprimido, el creí que Raquel no lo quería igual que como el la quiere a ella.

En eso , mientras caminaba por la calle se encontró a Johan

-hola hermano ¿ que haces aquí?- dijo Johan

-pensando

-¿pensando? ¿estas enfermo? Tu nunca piensas

-ja-ja que gracioso, no estoy para bromas Johan

-hay perdón, pero dime ¿ que te pasa?

-es que presiento que Raquel no siente lo mismo por mi

-claro que si, te lo aseguro

-¿Cómo estas tan seguro?-Thomas se dio cuenta de que algo no estaba bien, algo le ocultaba

-es que, lo se, lo presiento, veo su expresión cuando te ve, es como cuando yo veo a lía o ella me ve a mi, es algo mágico

-mmm te creeré esta vez pero la próxima tendrás que soltar toda la sopa

-amenos que la vomite me harás sacarla sopa que desayune

-que puerco eres , idiota

-a quien le llamas idiota, enamorado

-cállate estúpido- empezaron a empujarse y a reírse

-al menos te levante el animo Thomas

-mmm no tanto

-¿Por qué?

-por que vi tu carota, eso arruino el día

-ay cállate y vámonos

lía y Raquel escucharon que tocaran la puerta .

-ve a abrir tu lía

-esta bien

Lía abrió y era Johan y Thomas

-hola - dijo lía

-hola- se abrazaron como saludo

-¿puedo ver a Raquel? –dijo Thomas

-claro sube, mientras Johan y yo platicaremos acá abajo

-ok

Thomas subió para que Raquel le explicara que le pasaba , que era lo que la tenia tan agobiada.

-Raquel, Raquel abre por favor

Raquel sintió que no quería hablar con nadie y salió por la ventana

--Raquel abre por favor- gritaba Thomas

-¿Qué pasa Thomas?-pregunto lía

-Raquel no responde

-¡Raquel abre!- gritaban todos hasta que Johan dijo- háganse a un lado-

y pateo la pueta

Cuando abrieron la puerta notaron que Raquel había escapado .

Thomas se preocupo demasiado por que la ultima vez que se escapo paro en el hospital.

-hay que ir a buscarla- dijo Johan

-no se preocupan, iré solo

-pero Thomas…

-adiós- y cerro la puerta

Raquel no quería hablar con Thomas, al menos en ese momento .

Ella se adentro al parque y como era de noche parecía un bosque tenebroso lleno de arboles y ramas. Estaba perdida, no encontraba la salida.

Raquel se sentó a pensar.

-¿Por qué me pasa esto a mi? ¿dios tanto me odias?

-no te odia- se escucho de una niña, de al menos 8 años –solo que eres u

na elegida

-¿elegida? ¿Para que?

-tu lo descubrirás, todos tenemos una misión en este mundo, algunos forman una familia, otros son grandes empresarios, etc

-¿y tu que haces acá? ¿Cual es tu nombre?

-vengo a menudo, mi nombre es lirio mucho gusto Raquel

-¿Cómo sabes mi nombre?

-digamos que siempre estoy muy cerca de ti aunque no te des cuenta

-¿y por que viniste aquí conmigo?

-sabia que necesitabas ayuda y esa es mi misión

-¿Cuál?

-guiarte a tu felicidad para que la descubras y no cometas errores

-eres algo así como mi ángel guardián- Raquel lo decía con sarcasmo

-si quieres decirlo así hazlo, pero yo vine para ayudarte en tu felicidad y tu felicidad es thomas

-¿Cómo sabes su….?

-bueno… yo se el nombre de todos, los aprendo ¿ya?-lirio estaba furiosa pero continuo- no debes evadir a Thomas por tu enfermedad

-pero no quiero que sufra

-tu no decides si sufre o no, y sufrirá mas si sabe que no confiaste en el

-creo que tienes razón

-claro que tengo razón, ahora ve por ese camino y sal de este bosque, prométeme nunca volver a huir

-te lo prometo

Raquel se paro de espaldas a lirio y al momento de que volteo a ver ,vio que desapareció, en realidad era un ángel.

-tengo que buscar a Thomas

Raquel salió corriendo y Thomas corrió a la misma dirección, sin darse cuenta chocaron y se empezaron a reír

-Raquel yo..-dijo Thomas

-lo siento Thomas, no te tienes que disculpar yo si, fui una tonta y no volverá a pasar, te prometo que siempre estaré contigo.

Thomas la abrazo por que tenia una esperanza.

Raquel abrazo a Thomas y vio que del oro lado estaba lirio diciéndole adiós y haciéndole “bien” con el dedo. Ella sabia que su felicidad era Thomas, pero aun no quería que sea mas que s amigo, al menos quería tener un motivo para aferrarse a la vida.

Lía estaba muy preocupada por que no sabia nada de Raquel.

-tranquila lía ya aparecerá, ven te hare un café con leche

-¿sabes cocinar?

-tengo mis momentos, para ti lo que sea- dijo Johan

-gracias- dijo entusiasmada lía- ¿sabes que te amo?

-si lo se y por eso te hare el café

-oye, eso no es modestia, me tienes que decir te amo tu igual

-esta bien, te amo

-pues ahora yo no

-oye- dijo Johan mientras perseguía a lía por toda la casa hasta que la abrazo y le dijo:

-te amo

-y yo a ti- dijo lía y se dieron un beso suave y hermoso.

-bueno –dijo lía- creo que se te esta quemando el café

-oh no por dios- dijo Johan corriendo hacia la cocina mientras lía se reía a carcajadas

-que mala eres con tu novio

-lo se, pero aun así lo amo –sonrieron

En eso entro Thomas y Raquel.

-Johan ¿sabes que te ves muy afeminado cocinando con un delantal?-dijo Thomas

-ay si al menos cocino

-ya chicos cálmense- dijo Raquel

-sándwich a Raquel- grito lía

-¡sándwich, sándwich!- gritaban todos mientras se lanzaban y aplastaba a Raquel

-¿saben que me están aplastando verdad?-dijo Raquel

-si, es nuestra forma de decir que te queremos

-¿no me pueden mejor invitar algo de comer?

-¡no!- gritaron todos

-lo suponía

Todos se reían y Raquel estaba muy feliz, se sentía querida, ella tenia aun una esperanza y un aferro a la vida. Ella quería vivir para ver como Johan y lía se casaban o poderse casar ella también. Para ver como terminaban una carrera o poder tener un hijo, quien sabe, ella quería ver mas allá del mundo, quería aferrarse a esa esperanza de vida.

------------------------------------------------------------------------------

perdon la esperaaa.....

aqui les dejo el capitulo :D

hare el de amor miticoo

espero que comenten muxo0o0 :D:D

bueno.. bye espero les gustee :D

johan (L)

jeje

bye..!!*

viernes, 16 de julio de 2010

disculpas....

0o0laaaaa :D
perdoon la demoraaaa
sigoo vivaa jeje solo q mi inspiracion ta moribundaa y esta en el hospitaal , ya casii le dan el altaa asii que prontoo hare capitulos no se preocupeeeeeen :D:D
los quieroooo0 y no djen d seguirmeeee aunq m tarde muuuuuuuuuxoooo
jejejeje tngan en cuentaa q siempree haree capitulos aunque tarde
mejor tarde q nunca :P
bye!!!*

sábado, 15 de mayo de 2010

Capítulo 16: El amor






-claro que no lía, te quería preguntar si tu… pues…



-pues que, habla ya



-si quisieras ser mi novia



Lía se quedo pasmada, no sabia que decir, hacer, mover , en ese momento su mente estaba en un shock total ya que nunca se espero esto.



-y que dices- dijo Johan



-mira, tu me gustas mucho



-¿pero?



-pero yo no tengo tiempo para esto sabes… no es por ti en otras circunstancias hubiera dicho si sin rezongar, solo que Raquel me necesita en este momento y debo concentrarme en ella.



Johan se desilusiono pero entendió los motivos de lía así que no dijo nada y siguieron viendo la película.
Raquel muy emocionada le dijo a lía que fuera a su casa para que le contara todo con lujo de detalles.
Raquel no se esperaba la respuesta de lía.



-no acepte



-¿QUEEE? Como que no aceptaste, si tu amas a Johan



-lo se pero yo quiero estar en todo momento contigo por tu enfermedad y……no te quiero dejar sola



Raquel se conmovió pero ella sabia que el sacrificio de lía era en vano , Raquel quería la felicidad de lía .



-lía no te preocupes por mi, yo me voy a curar y todo volverá a ser como antes, no quiero dar lastima



-no Raquel no digas eso, tu no das lastima



-entonces acepta a Johan



-eso es extorsión!!!



-llámalo como quieras- dijo Raquel con una risita malvada



Lía estaba muy confundida, no sabia si tomarle la palabra a Raquel y aceptarlo o rechazarlo y ayudar a su amiga a seguir adelante aunque no quisiera. Pasaron varios días pensando hasta que tomo una decisión.



Mientras tanto Raquel tenia ganas de ir a tomar aire fresco al parque, el parque donde por primera vez Thomas la había salvado, en ese árbol, le traía muchos recuerdos.
Se acerco mas y mas y vio que alguien estaba leyendo un libro bajo del árbol. Era Thomas.



Raquel se alegro mucho pero a la vez empezó a pensar en que iba a hacer si no funcionaba la operación. Ya estaba perdiendo su cabello y Thomas aun no sabia que le pasaba.



Ella no temía morir, sino dejar a sus seres queridos y sobre todo a Thomas.
Se acercó a el porque quería saber su opinión sobre su enfermedad de una forma que no descubriera que ella es la que lo tiene. Lo iba a intentar aunque estaba un poco nerviosa.



-hola Thomas – dijo Raquel casi tartamudeando



-hola Raquel



-¿Qué haces acá?



-pues este lugar me trae muchos recuerdos y también es un buen lugar para leer un libro- dijo con una sonrisa- y tu ¿Qué haces aquí?



-igual me trae muchos recuerdos



-a que bien, tenemos algo en común



-Thomas ¿te pudo preguntar algo?



-si dime, tu puedes preguntarme lo que quieras



-tu que eres muy bueno en eso de la medicina y esas cosas, ¿tu crees que el cáncer del pulmón se



pueda curar?-Raquel estaba muy nerviosa por la respuesta de Thomas



-pues quien sabe, yo creo que no por que es uno de los canceres mas fuertes



-eso pensé- dijo Raquel



-pero..¿a que vine tu pregunta?



-no, no es nada- dijo Raquel con una sonrisa fingida- solo quería saber tu opinión, es para una



tarea



-a ok, entonces yo soy tu maestro personal eh



-me sorprende tu modestia- dijo Raquel sonriendo



-dime algo Thomas, si yo desapareciera en cualquier instante ¿tu que harías?



Thomas se extraño con la pregunta y empezó a suponer que lago no iba bien pero lo guardo en secreto.



-pues haría... esto- entonces Thomas le dio una dotación de cosquillas a Raquel- y esto!!



-ya basta Thomas- dijo Raquel riéndose



Los dos se empezaron a perseguir por todo el parque hasta que Thomas la alcanzó y la abrazo



-Raquel- le dijo Thomas susurrando en su oído- prométeme que nunca te alejaras de mi



-te lo prometo- dijo Raquel con una sonrisa- y ahora.. te toca a ti



-oye!! No estaba listo



-pues ni modos ahora tu la pescas jajaja



Los dos se divertían como dos niños, revivían su niñez por así decirlo, sentían que era el comienzo y a la vez el final.



Ya era de noche y lía fue a ver a Johan para disculparse con el y darle su respuesta.
Johan estaba sentado en un columpio que tenia en el jardín de su casa , se veía triste y lía sentía que era por su culpa.
Lía se sentó en el columpio de alado.



-hola



-ah hola- dijo Johan desanimado



-emm... Por lo de ayer hable con Raquel y..



-y que, viniste a disculparte porque me ves como un estúpido niñito sentado en un columpio lamentándose y pensando en que hice para que me rechazaras-la interrumpió Johan



-no es que yo..



-no digas nada ya se me la historia “no eres tu soy yo” prefiero no escucharla- la volvió a



interrumpir



-pero Johan yo..



-pero nada, ya se que soy el niño sin amor, un estúpido enamorado



-ME ESCUCHAS PORFAVOR!!!-dijo lía furiosa- gracias, lo que te quería decir es primero



preguntarte si tu oferta sigue abierta



-si claro por que lo dices



-es que he estado considerando, y las vocecitas de mi conciencia y yo tomamos una decisión



-aja y cual es



-que si acepto ser tu novia!!!



-ENSERIO0O!!- dijo Johan emocionado



-Johan, vine hasta acá, permití que hablaras, soporte que me interrumpieras y ¿crees que no es cierto?



Entonces Johan empezó a saltar de la felicidad y abrazo súper fuerte a lía



-te amo lía



-y yo a ti



Entonces Johan y lía acercaron sus rostros para culminar con el beso perfecto, no simple pero tampoco vulgar. Ese momento era el momento mas feliz de ambos. Sentían como los fuegos artificiales estaban detrás de ellos y las chispitas salpicaban en sus labios. era amor.
A la mañana siguiente había escuela y como cualquier novio, Johan fue a buscar a lía a su casa, le llevo la mochila y llegaron abrazados a la escuela.
En eso se encontraron a Thomas.



-y ese cariño, que , paso algo que me perdí



-Thomas eres tan tonto que hasta podría contar tus neuronas con los dedos



-oye no te pases



-es que amigo- dijo Johan- al fin acepto lía ser mi novia



-enserio??-dijo Thomas



-noo claro que no- dijo lía sarcásticamente- por eso el trae mis cosas y vinimos abrazados



-oye amigo calma a tu novia eh- dijo Thomas



-chicos tranquilos-dijo Johan



-y tu Thomas ¿Cuándo te declararas a Raquel?-dijo lía



-de que estas hablando - dijo Thomas



-no te hagas, se nota a leguas que te gusta y mucho- dijo Johan



-buenos yo me voy- dijo lía- adiós amor, adiós engendro



Thomas se quedo pensando en lo que dijo lía, nunca considero la posibilidad de declararse a Raquel, era verdad que le gustaba Raquel pero tenia mucho miedo al rechazo.
En ese momento llego Raquel y se encontró a Thomas.



-hola Thomas que raro que te encuentre acá ¿ que estas haciendo?



-Raquel tengo que hablar contigo a solas después de clases, te tengo que contar un secreto



-claro Thomas, si te sientes mejor contándomelo esta bien



-bueno esta bien, te veo allá en el parque después de clases en el árbol, tomémoslo como un “juego de botella” tu también tendrás que contar secretos eh



-pero yo no...



-te veo allá bye-interrumpio Thomas



Thomas se fue y Raquel estaba muy nerviosa por eso, no quería contarle sobre su enfermedad ni tampoco quería mentirle, estaba desesperada, tal vez ese juego era una señal para decirle a Thomas sobre su enfermedad. Tal vez.

martes, 30 de marzo de 2010

Capitulo 15: La propuesta


Lía se quedo a dormir a casa de Raquel, claro, le aviso a su mama por teléfono como siempre.

-mama me voy a quedar en casa de Raquel

-esta bien, pero ¿Raquel ya pidió permiso?

-claro mama como crees que me podría invitar sola, enserio

-esta bien, cuidate mucho hija te quiero

-igual mama bye

-bye

Entonces Raquel le pregunto a lía:

-¿con quien hablabas lía?

-con mi mama, me voy a quedar a dormir

-pero si ni me dijiste nada lía

-ni modos que me saques verdad

-esta bien, pero duermes en la casa del perro

-que te pasa, prefiero dormir en el bote de basura sabes

-es broma, siempre te las crees, que risa me das enserio

-cállate- en eso lía agarro una almohada y empezaron la pelea de almohadas.

Al día siguiente había escuela y Raquel le tuvo que prestar un uniforme a lía.

-vamos lía se nos hace tarde

-espérate Raquel, eres una desesperada, ya se que quieres ver a Thomas pero…

-cállate lía, es que nunca he llegado tarde a la escuela

-ay exageras

-que me importa, apúrate

-ya, ya termine ¿feliz?

-pues si, ahora corramos para la escuela

-¿y sudar? No gracias

-haz lo que quieras lía, yo ya me voy

-ay si vete, amarguis

Raquel se fue y llego a tiempo, no se puede decir lo mismo de lía que llego cinco minutos tarde.

-¿puedo pasar?-pregunto lía

-señorita-dijo el maestro- llega cinco minutos tarde y ¿pretende que la deje pasar?

-pero maestro yo…

-usted señorita nada-interrumpió

-esta bien, iré a la dirección

-que bueno que sabe donde ir señorita

Lía se estaba dirigiendo a la dirección cuando de repente se encontró a Johan sentado, esperando a la directora.

-mira nada mas- dijo lía-el vándalo de la escuela

-y mira nada mas, la vándala de la escuela-dijo Johan

-¿Por qué estas aquí?- pregunto lia

-es que me cacharon haciendo un graffiti

-no enserio, que hiciste

-es la verdad

-hay pero que vándalo eres,¿y que decía el graffiti? Algo comprometedor, algo insultante

-no nada de eso

-¿y entonces?

-no te lo diré hasta que me digas quien era el chico que te gustaba cuando escribiste el papel

-eso nunca te lo diré, a eso se le llama chantaje

-pues dile como quieras pero quiero saber si no, no hay trato

-pues no hay trato

-muy bien, te toca a ti decirme porque estas aquí

-llegue tarde

-jajajaja-se río Johan – enserio que solo te pasan estas cosas a ti

-cállate Johan-dijo mientras le daba un manotazo

-ay que agresiva

-si lo se- dijo lía-pero orgullosa

-ay si

-¡silencio! –dijo la secretaria a Johan y a lía

-hay perdón, lo siento

-lía entra por favor- dijo la directora

Lía entro a la oficina de la directora muy nerviosa para saber cual era su castigo

-jovencita, me podría explicar ¿por que llego tarde?

-es que señora directora, lo que paso es que se me hizo tarde, el despertador no sonó

-muy bien, su castigo será, pintar las paredes de los grafitos

-¿QUEEEEE?, pero ¿no cree que es demasiado trabajo para mi sola solo por llegar tarde?

-ya lo se, por eso Johan te va a ayudar

-Ash esta bien

-muy bien jovencita, se puede retirar

En eso salio lía y llamaron a Johan.

-Johan puedes entrar

-nos vemos para el castigo vándalo- dijo lía

Johan entro y le dijeron lo mismo que a lía.

Lía entro a las siguientes clases y Raquel le pregunto cual era su castigo a lo que lía respondió que tenía que pintar las paredes con graffiti con Johan.

-al menos no es tanto castigo para ti lía

-claro que si Raquel

-pero estarás con Johan

-en eso tienes razón, eso es lo único bueno, no estaré sola

-si claro como si solo fuera por eso

-ay cállate Raquel, por que no hablemos de ti y de Thomas

-ay si, excusas

Sonó el timbre y salieron al recreo.

-muy bien- dijo Thomas- aquí están los dos castigados- señalo a lía y a Johan

-fue culpa de Johan que yo tenga que pintar las paredes

-¿culpa mía? Tu fuiste la que llegaste tarde

-tu fuiste el que pinto la pared

-ya basta chicos- dijo Raquel- siéntense y relájense, inhalen, exhalen

Johan y lía hacían las respiraciones como si Raquel fuera una maestra de yoga pero también Thomas las hacia.

-muy bien pueden dejar de hacerlo

Pero Thomas no dejaba de hacerlo

-Thomas basta-decía Raquel- ya deja de respirar como un perro

-¡oye! ¿Nos dijiste perros?- dijo lía

-si explícanos Raquel- dijo Johan

-bueno ya coman, el recreo es para comer- dijo Raquel nerviosa

-y bien ¿quien quiere ir al cine conmigo?-dijo lía

-¡yo!-dijo Johan emocionado pero todos lo miraron raro y luego dijo- quiero decir vamos todos

-siiiiiiii-dijo Thomas

-si yupi- dijo Johan sarcásticamente- cine en grupo

-siii hace mucho que quiero ir al cine-dijo Raquel

-entonces hoy también me quedare en tu casa- dijo lía

-sabes que ya te adueñaste de mi casa lía

-si lo se

-entonces cuando y donde- dijo Thomas

-primero déjame hablar a solas con Thomas y Raquel ,lía

-absolutamente….no

-lía por favor

-Ash esta bien, pero que sea rápido-entonces lía se acerca a Raquel y le dice en voz baja- luego me cuentas todo

-si como digas-dijo Raquel

Johan estaba muy nervioso por lo que les iba a decir a ellos dos.

-Thomas, Raquel, les tengo que decir algo importante

-eso supongo porque dijiste que tenias que hablar a solas con nosotros no crees- dijo Raquel

-en fin, en el cine le quiero pedir a lía que sea mi novia por eso

-hay al fin- dijo Raquel- creí que nunca lo harías

-pues si, por eso lo voy a hacer en el cine

-muy bien, entonces nosotros colaboraremos, Raquel y yo tenemos un plan- dijo Thomas

-¿un plan?- pregunto Raquel

-luego te lo cuento- le dijo Thomas a Raquel en voz baja- bueno si es todo nos tenemos que ir

-¿Por qué?-pregunto Johan

-será porque ya tocaron para clases- dijo Raquel

-a si-dijo Johan- vamos

Terminaron las clases. Raquel y lía se fueron a la casa de Raquel, lo bueno era que por fin era viernes, era el día de cine en grupo, iban a ir de noche.

-bueno lía, hay que escoger bien tu ropa para Elaine

-¿Por qué tanto interés en la ropa?

-nada mas, es que te tienes que ver espectacular, sobre todo hay

-¿Qué pasa hoy?

-es que…. Es primera salida en grupo por eso

-hay si, y no me contaste de que hablaron ustedes con Johan

-de nada importante, ahorita lo importante es lo que te vas a poner

-esta bien, pero no traje ropa

-de eso no te preocupes, yo me encargo

-esta bien…

-que te parece esta blusa

Era una blusa hermosa, era color rosa y traía algo de escarcha en el bordado.

-¿y bien?

-esta hermosa Raquel, gracias

-de nada

Se terminaron de arreglar y a la hora acordada estaban allá en el cine, que como siempre, Johan y Thomas las esperaban

-lía te ves hermosa- dijo Johan

-gracias, ya es la segunda vez que me lo dice eh

-pues no se tu llevas la cuenta yo no

-pues entremos

Thomas y Raquel llevaron a cabo su plan.

-hay me siento mal-dijo Raquel- yo mejor no entro, estoy mareada

-no te preocupes Raquel, yo me quedo contigo-dijo lía

-Thomas se quedara conmigo ¿verdad Thomas?

-si claro

Lía sospechaba algo, allá había gato encerrado

-bueno... ¿entramos?- dijo Johan

-cla-claro- dijo lía muy confundida- solo le quiero decir algo a Raquel

-si dime lía

-me las vas a pagar- le dijo lía en la oreja de Raquel

-si claro, diviértanse

Lía sabia mazo menos que tramaba, pero ahora la parte mas difícil, escoger la película

-muy bien Johan, yo escojo la película-dijo lía

-claro que no, tu escogerás cursilerías absurdas, yo la escojo

-lancemos una moneda ¿te parece?

-claro, sol: tú escoges, águila: yo escojo

Tiraron la moneda y en eso paso un pajarito que se había escapado del zoológico de la plaza y se llevo la moneda

-genial- dijo Johan- era mi única moneda

-esta bien, escoge tu

-¿enserio?

-si, tu diste la idea, tu escoges la película

-muy bien

Para la mala suerte de lía, Johan escogió una película de terror apropósito y lía odiaba las películas de terror.

-Johan vámonos, odio esta película, me traumare de por vida

-tranquila-dijo Johan – estas conmigo, y por cierto te tengo que decir algo

-que no tenga nada que ver con zombis por favor

-claro que no lía, te quería preguntar si tu… pues…

-pues que habla ya

-si quisieras ser mi novia


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

este capitulo esta algo largo jeje

espero que dejen muxo0os comentario0os

perdo0n por no publicar antes pero.... tenia muxa tarea :s

jeje

:P:P

las quiero muxo0o

besos xoxoxox



viernes, 5 de marzo de 2010

Capitulo 14: el drama


Thomas al ver que Raquel estuvo llorando se preocupo un poco, pensaba que el le había hecho algo, cuando le iba a preguntar algo se dio cuenta de que ella se estaba sentando en su cama, entonces fue y se sentó del otro lado de la cama.

-Perdón- se disculpó Thomas

-¿Perdón por que?- preguntó Raquel un poco extrañada

-Por hacerte llorar, no lo quería hacer, no era mi intención.

-No fue tu culpa, es que pensé en algo feo, tú nunca me vas a hacer algo malo.

-Eso espero.

Raquel puso su cabeza encima del hombro de Thomas y dijo:

-Estoy triste.

-¿Por qué?- quiso saber

-No te puedo decir- dijo un poco triste.

Thomas quitó la cabeza de Raquel de su hombro, luego se levantó y se empezó a dirigir hacia la puerta.

-¡Espera!- no puedo evitar decir Raquel.

Thomas se volteó hacia Raquel, ella pudo notar que él estaba un poco triste, enojado, confundido y preocupado.

-No puedo- empezó a decir Thomas con todos los sentimientos combinados- Raquel, enserio, no puedo, no puedo seguir viéndote así y no poder hacer nada para ayudarte.

-Tú no tienes la culpa de lo que me pasa.

-Pero ni siquiera puedo hacer algo por ti, es más, ni siquiera sé que es lo que tienes, y eso me molesta mucho.

-No… no puedo decírtelo- dijo Raquel agachando la cara.

-Eso ya lo sé.

Raquel se levantó de la cama y se puso enfrente de Thomas.

-Por favor, no te vayas- dijo Raquel un poco triste, ella no quería que se fuera, no se quería quedar sola, sólo necesitaba a Thomas, aunque él no la necesitara a ella, eso era lo que Raquel creía, ella le quería decir a Thomas que es lo que tenía, pero temía que él ya no quisiera ser su amigo, ella pensaba que no podía ser nada más para él y por eso se conformaba con su amistad, que era una de las cosas más preciadas que tenía- Thomas no te puedo decir lo que tengo, pero no me dejes sola- terminó de decir con unas lagrimas saliendo de sus ojos verdes.

Thomas abrazó a Raquel, no soportaba verla así, él quería hacer todo lo posible por ella, pero ella no la dejaba, lo único que podía hacer era apoyarla, consolarla, por eso la abrazó.

-Tranquila Raquel- empezó a decir- todo saldrá bien, nunca te dejaré sola, siempre estaré contigo.

Raquel empezó a llorar, en todo este tiempo había estado triste pero no había llorado, no lo quería hacer, se aguantaba toda su tristeza y sus lágrimas, pero aurita no pudo, no pudo más y se empezó a desahogar, soltó todas las lágrimas que se había guardado en todo este tiempo.

Así estuvieron por un buen rato, Thomas y Raquel estaban abrazados, ella lloraba y él acariciaba su espalda para darle ánimos y esperanzas.

Después de un rato entraron Johan y Lía, ellos dos al verlos se lanzaron unas miradas, estaban pensando en lo mismo, parecía que sus mentes estaban sincronizadas.

-¿Por qué no nos avisaron que había sándwich?- preguntó Johan con una sonrisa.

“Sándwich”, empezaron a gritar los dos una y otra vez y abrazaron a Raquel también, su abrazo era tan fuerte que hasta se cayeron al piso, todos se empezaron a reír, hasta Raquel, porque podía en ese abrazo podía sentir el apoyo de sus amigos, podía sentir que ellos siempre iban a estar con ella y eso la alegraba mucho, pero luego pensó en su enfermedad, que se podía morir en cualquier momento, todo el tiempo que le iba a ocultar la verdad a Thomas, todo los problemas que daba, eso no la hizo sentir bien, al contrario la hizo sentir peor y toda su alegría se esfumó y fue reemplazada por llantos; Thomas al ver que Raquel lloraba le secó las lágrimas y dijo:

-Raquel, no llores, no se lo que tienes pero sé que todo saldrá bien, yo siempre estaré contigo y te apoyaré en todo.

-Johan- le dice Lía en secreto- llama a Thomas y llévalo abajo para que pueda hablar con Raquel.

Johan se acerca a Thomas y le dice también en secreto.

-Thomas tengo que hablar contigo.

-¿Ahora?- pregunta Thomas

-Si, es que es muy importante

Thomas no quiere irse, pero no tiene otra opción, así que sale del cuarto junto con Johan, y van a la sala, cuando llegan Thomas le pregunta a Johan:

-¿Qué es lo muy importante que me tenías que decir?

-Quería que supieras que eres mi mejor amigo en todo este ancho mundo.

-¿Algo más que quieras añadir?- preguntó Thomas impaciente

-Emm… ¿hola?

-Ay, adiós- dijo Thomas muy molestó mientras se iba.

En eso lo detuvo Johan.

-Ay Thomas, eres un grosero, después de que te digo que eres mi mejor amigo en todo el ancho mundo, te vas así como si nada y ni me das las gracias.

-Pues… gracias y adiós.

-OK, espera, es que Lía necesita hablar con Raquel a solas.

-¿Y no me lo podías decir desde el principio?

-No- Thomas puso cara de “eres un tonto”- Es que quería meterle suspenso a todo esto.

Mientras en la habitación de Raquel…

-Ya cálmate Raquel- le dijo Lía- No pasa nada- y la abrazó para darle ánimos.

-Es que Lía, no entiendes- dijo Raquel deshaciendo el abrazo de Lía- Thomas es la persona que más quiero, además de ti y no puedo decirle lo que tengo, ¿Crees que eso me hace sentir bien?

-Pero tú no quieres que él lo sepa.

-Es para que no sienta lastima por mi, pero me duele verlo así.

-Él no siente lástima por ti y nunca lo va a sentir.

-Cuando todo el mundo se entere mi vida ya no va a ser igual, Lía, entiéndelo, no quiero que eso pase.

-Pero nadie lo tiene porque saber.

-Thomas tampoco

-Como quieras, espero que estés haciendo lo correcto.

-Yo sé que así es.

-Bueno… pero dime Raquel, ¿Qué hicieron tú y Thomas mientras que Johan y yo estábamos abajo?

-No hicimos casi nada, él subió conmigo a mi cuarto y me pidió perdón porque pensó que me hizo daño, pero no fue así y luego me dijo que nunca me iba a dejar sola.

-¿No crees que eso significa algo?- le empezó a insinuar Lía.

-No—respondió Raquel confundida.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

perdonen la demora!!!!!!

esq tnia examenes :s jeje

y esta un poco corto jeje peo el proximo sera largo lo prometo

recomendaciones jeje

http://thehistorimagic.blogspot.com/

http://necesitounasonrisa.blogspot.com/

estan padrisimas!!! me encantan jeje

leanlas pliiisss

y dejen comentarios jeje

aunq ta muy corto el capitulo jeje

bye
las quiero muxo0o0!!!*

viernes, 12 de febrero de 2010

Capitulo 13: La verdad casi descubierta


Llegaron Thomas y Johan con refrescos y chatarra. Creo que era un día de fiesta para ellos por que lía y Raquel estaban extrañadas pero a la vez felices


-¿Qué hacen aquí?- pregunto Raquel
-pues como no terminaste de celebrar el cumpleaños de Johan, trajimos la fiesta acá- dijo Thomas
-¿y la fiesta son 2 refrescos y 2 bolsas de papas?
-pues que quería la reina ¿caviar o langosta?
-pues una langosta estaría bien- dijo lía
-si pues confórmense con esto ya que hicimos una fila de 2 horas
-bueno esto esta bien- dijo Raquel
-me parece perfecto entonces a comer se ha dicho- dijo lía

Lía y Johan estaban platicando de necedades como siempre, sobre todo lía, que ese día se reía por todo

-haber dime johancito, ¿que es lo mas vergonzoso que te ha pasado?

-me da pena contártelo

-hay equis, estamos en confianza- lía parecía borracha de tanto que se reía

-Muy bien, fue cuando tenía 9 años. Mis amigos y yo le queríamos hacer una broma al nerd de la clase poniendo pegamento en su silla y cuando se levantara se le rompieran los pantalones y se le vieran los calzones, entonces resulta que ese niño no fue a clase y la maestra se dio cuenta de que estaba vacía y me dijo que me sentara allá y yo le rogué que no y reinvente mil excusas pero no pude, entonces se me pegaron los pantalones pero no solo los pantalones, también se me pegaron los boxers y ya te imaginaras……

Lía se empezó a reír como loca al escuchar la historia

-haber ahora es tu turno de contar tu historia mas vergonzosa que hayas tenido

-pero es que a mi también me da pena

-pues a mi igual me dio pena pero te lo conté por que eres la persona en la que más confío

-gracias tu igual eres la persona en la que mas confío aparte de Raquel claro y por eso te contaré. Estábamos Raquel y yo mandándonos cartitas en medio de la clase y lo peor de todo es que en esa cartita estaba el nombre del niño que me gustaba, en eso el maestro nos cacha y lo leyó en voz alta.

A Johan le comía la duda de quien era ese niño

-y se puede saber el nombre de ese niño

-no

-y que paso con “tu igual eres la persona en la que mas confío”

-pues te lo diré en otro momento, ahorita no

-esta bien – dijo en tono de enojado

-ya no seas amargado y vamos a bailar- dijo lía mientras jalaba a Johan del brazo.

Raquel y Thomas estaban en el jardín columpiándose en unos columpios que había allí.

Los dos estaban contándose chistes, cuando Thomas se da cuenta de que Raquel estaba un poco pálida.

-Raquel, ¿estás bien?

-Emm… si, ¿por?

-Es que te veo un poco un poco pálida.

-No creo que sea algo de que preocuparse.

Thomas no se queda tranquilo por la respuesta de Raquel, entonces le toma la temperatura y se da cuenta de que tiene algo de fiebre.

-¡Raquel tienes mucha fiebre!

Raquel no sabía que decirle a Thomas para que no se enterara de la verdad, así que solo dijo:

-Thomas, no te debes de preocupar por mi, no tiene caso, además, no es nada importante lo que tengo.

-Aunque no sea nada importante, no puedo evitar preocuparme por ti

-No vale la pena que te preocupes por mí

-Raquel no digas eso.

-¿Sabes?, mejor voy a tomar una medicina para sentirme mejor

-¿Qué medicina es? Yo voy por ti a buscarla

-No es necesario- dijo Raquel mientras se levantaba y después se iba corriendo hacia adentro.

-¡Raquel espera!- gritó Thomas, pero Raquel no le hizo caso.

Thomas no sabía que hacer, pensó que a lo mejor regresaba en un rato, que sólo se iba a tomar una medicina para sentirse mejor y que iba a volver con él, así que se quedó un rato afuera esperándola, después de unos minutos vio que Raquel no regresaba y se empezó a preocupar, así que fue hacia su habitación pero cuando llegó vio la puerta cerrada con seguro, y empezó a tocar y a gritar: “¡Raquel, ábreme!”.

Lía y Johan escucharon cuando Thomas gritó, Lía sospechaba sobre lo que estaba pasando, pero Johan no sabía nada, así que le pregunto:

-¿Lía que está pasando?

-No se si deba decirte

-¿Confías en mí?

-Si

-Entonces dime

-Pero esto no es sobre mí, es sobre Raquel

-¿Qué tiene?

Lía no sabía si decirle a Johan o no, ella sabía que él no iba a decir nada y que la iba a apoyar, pero le prometió a Raquel no decírselo a nadie, pero por otro lado necesitaba a alguien que también supiera el problema de Raquel para que no estuviera sola.

-OK, te digo- dijo Lía- pero me tienes que prometer no decírselo a nadie.

-OK, lo prometo

-Pero lo tienes que decir enserio, porque esto es algo muy importante.

-Esta bien, lo prometo, no se lo diré a nadie

-OK- Lía tomó aire porque la noticia que le iba a dar a Johan no era cualquier cosa- Raquel tiene cáncer

-Es broma, ¿cierto?

-Eso quisiera, pero no

-¿Pero como ocurrió?

-No se, sólo ocurrió y ya.

-Entonces, ¿si tiene cáncer?

-Si

-Thomas debe de estar destrozado

-Thomas aun no lo sabe

-¿Por qué no lo sabe?

-Raquel no quiere que nadie se entere

-Pobre Thomas, la persona que más ama esta enferma

-¿Qué?- preguntó enseguida Lía, ¿Cómo que Thomas amaba a Raquel?, ¿Cuándo ocurrió eso?

-¿Lo dije en voz alta?- Johan deseaba que Lía no lo hubiera escuchado bien.

Lía asintió.

-Es que- empezó a decir Johan- Thomas ama a Raquel

-¡¿Es enserio?!- preguntó Lía muy emocionada

-No puede ser que no te hayas dado cuenta, es muy obvio

-Soy un poco distraída.

-Se nota, pero me tienes que prometer que no le dirás nada a Raquel

-Pero…

-Pero nada, ella no se puede enterar aún, yo guardo tu secreto y tu guardas el mío.

-OK- dijo Lía un poco decepcionada.

Continuando con Thomas… él seguía tratando de que Raquel le abriera la puerta, pero no era nada fácil, ella ni siquiera le respondía.

-¡Dale Raquel, ábreme la puerta!

Raquel no respondió.

-¿Estas bien?- Raquel siguió sin responder- ¿Te hice daño?

Entonces Raquel por fin contesto.

-No, no es eso, sólo quiero estar sola.

-Estar sola no te va a hacer ningún bien, déjame entrar y así te hago compañía.

Raquel no se podía negar a Thomas, así que se secó las lágrimas y le fue a abrir la puerta a Thomas, Thomas al ver que Raquel estuvo llorando se preocupo un poco, pensaba que el le había hecho algo, cuando le iba a preguntar algo se dio cuenta de que ella se estaba sentando en su cama, entonces fue y se sentó del otro lado de la cama.

-Perdón- se disculpó Thomas

-¿Perdón por que?- preguntó Raquel un poco extrañada

-Por hacerte llorar, no lo quería hacer, no era mi intención.

-No fue tu culpa, es que pensé en algo feo, tú nunca me vas a hacer algo malo.

-Eso espero.

MuSiCa!!*